Encarna

Los alumnos y alumnas de 4º ESO queremos dedicarle nuestro último artículo a una gran profesora que se jubila este año, Encarna. Así que hemos preguntado al alumnado qué recuerdos tienen sobre ella cuando fue su tutora de 2º primaria.

Alejandro Aguilar: Encarna, lo que más recuerdo es la excursión a la granja escuela. Me encantaron todas las actividades que hicimos allí. De pequeño era lo que más me podía gustar y por eso no lo olvidaré nunca. Recuerdo un huevo de avestruz gigante que se llegó a cocinar. Tampoco voy a olvidar todas las veces que me perdonabas cuando me portaba mal y cómo supiste entenderme, ayudarme y valorarme. Y todas esas veces tan divertidas en las que nos hemos reído, como aquel día que fuimos atacados en tu coche por un rebaño  de ovejas. Siempre he sentido tu cariño y yo también te quiero. Te echaré de menos

Teresa Izquierdo: Encarna, te recuerdo como una profesora que siempre tenía la razón, nunca te equivocabas. En tu clase siempre dormíamos en la noche del cole. Luego siempre te la dejábamos como si un tornado hubiera pasado por allí, pero no, éramos nosotros. Luego se te pasaba porque siempre perdonas con tu buen corazón.Una vez plantamos un boniato y creció tanto, tanto que traspasaba la puerta de clase y tuvimos que llamar a Antonio para que pusiera unos clavitos y así lo pudimos colgar. También recuerdo que nos encantaba jugar con plastilina y aquel reloj de sol que hicimos con ella y con un palito fuera de clase. Nos encantaba mirar la hora solar.Y como no, la función de Navidad. Nuestro año fue sobre el concierto de año nuevo y bailamos la polca de los ciclistas de Strauss.

Hugo Botet: Encarna, eres una profesora muy querida por este colegio debido a que llevas mucho tiempo en este centro y seguro que has dado clase a muchos de nosotros. Eres  una profesora con vocación, siempre pendiente de sus alumnos para que se sientan felices estudiando, aprendiendo. Siempre con mucha paciencia porque recuerdo que cuando algo no te quedaba claro, nos lo volvías a explicar en tu tiempo libre. Me gustaría dedicarte una poesía que he escrito para ti

¡Oh Encarna, Encarna!,

Ya te vas de este colegio

Ha sido un privilegio

Tenerte con nosotros

Aguantando a estos traviesos

Educándonos con tus consejos.

No te vayas, quédate con nosotros

Te deseo lo mejor

Y te digo con estas palabras

Que tú abres las puertas de mi corazón.


Eloy Beltrán: Cuando Encarna fue mi tutora hicimos la función de Navidad sobre Oliver Twist. Los ensayos eran muy divertidos y luego siempre salía todo fenomenal. Encarna nos ayudaba con los disfraces y con ella todo parecía muy fácil.

Martina: Cuando nos reunimos los compañeros muchas veces recordamos entre risas y con cariño esa habilidad que tiene Encarna para sacar el pintalabios en clase y pintarse sin necesitar ni un espejito. Era muy gracioso.

También sus hijos Begoña y Félix fueron alumnos suyos y nos cuentan cómo lo vivieron

Begoña y Félix, estudiasteis en el mismo colegio donde trabaja vuestra madre, ¿en qué cursos la tuvisteis?

F: En primero y en segundo de EGB

B: Yo solo la tuve en segundo, porque cuando hice primero ella era tutora de 6º

¿En qué años?

F: Del año 89 a 91

B: Durante el curso 89-90

¿Cómo vivisteis la experiencia de tener como profesora a vuestra madre?

F: La experiencia fue buenísima, me encantaba tener a mi madre tanto en cole como en casa. Para mí ir al cole con ella me hizo disfrutar de mi madre las 24 horas del día, lo cual pocos podemos decir.

B: Estoy de acuerdo con mi hermano, hemos sido muy afortunados de compartir tanto tiempo con ella, y conocer desde tan pequeños tanto su faceta de madre como la de mujer trabajadora. Recuerdo lo orgullosa que le entregaba en sus clases todos los ejercicios que hacía, el resto de compañeros solo les podían enseñar algunos dibujos o los trabajos a final de cada trimestre, pero yo se los enseñaba cada día, y ella siempre los miraba con una sonrisa.

¿Cómo la llamabais en clase, Encarna, seño, mamá…..?

F: Siempre la he llamado mamá y mis compañeros le solían llamar mamá de Félix, eso ahora mismo me hace mucha gracia recordarlo

B: Yo no recuerdo como le llamaba, pero imagino que la llamaba Seño, como el resto de mis compañeros.

¿Qué destacaríais de ella?

F: La paciencia con la que me ha sabido aguantar, su tranquilidad con la que resolver todas los líos en los que me metía con facilidad pero hoy por hoy destacaría su faceta como abuela donde puedo aprender mucho

B: Su vocación. Ha sido una profesora que se ha esforzado con todos sus alumnos, para ayudarles a alcanzar los objetivos del temario y ha seguido formándose hasta el último año, para conocer nuevas metodologías de enseñanza.

¿Recordáis alguna excursión?

F: Claro, su mítica excursión a Albarracín, estoy deseando que se jubile para que me lleve una vez más.

B: Fuimos los 3 en el mismo viaje a Albarracín, fue la primera vez que ella hizo ese viaje, desde entonces lo habrá hecho 15 veces.

Contadnos alguna anécdota.

F: Bufffff a ver cuál cuento… recuerdo cuando se dejaba las llaves de su mítico Ford fiesta UNO y Antonio se lo tenía que abrir con una percha. Después de eso nos íbamos con el freno de mano puesto hasta que se le ocurría quitarlo. Y por si fuera poco Don Alberto tuvo que adelantarnos en una ocasión para decirnos que llevábamos la rueda completamente pinchada eso sí también le tocó cambiarla.

B:  Recuerdo que en clase cuando hablabamos mucho, para hacernos callar utilizaba una regla o escuadra con la que daba golpes sobre la mesa del profesor, Un día cogí una piedra del patio y la pinté, para que no rompiera más escuadras y cartabones, Creo que uso varios años esa piedra.

¿Cuál fue la función de Navidad que hicisteis con ella?

F: En segundo de primaria bailamos Brasil, otro exitazo de mi madre, menos mal que no habían redes sociales…

B: El año que fue mi tutora, los alumnos que hacíamos la extraescolar de baile, no participabamos con el baile del resto de la clase. Pero recuerdo que ese año hizo el baile  de “banderita española”, y lo mucho que gustó esa función que montó junto con Mari Carmen. Los alumnos de primero y segundo entraron en el polideportivo vestidos de soldaditos tocando unos tambores casi tan grandes como ellos, y luego desplegaron una bandera enorme en el escenario. (Mi hermano también salió en esa función vestido de soldadito y me encanta volver a ver ese video de la fiesta del colegio)

Sus compañeros/as del colegio también coinciden en que es una persona muy querida, a la que siempre  piden consejos y transmite mucha paz. Añaden que ha sabido adaptarse y combinar a la perfección la enseñanza tradicional con las nuevas tecnologías que se aplican hoy en día en el sistema educativo y que han vivido momentos muy divertidos con ella, en la cenas de fin de curso, de Navidad, en el carnaval, en los viajes y en el día a día del colegio. Recuerdos que se quedarán siempre en el corazón de todos.

¡Enhorabuena, Encarna!

Alumnado de 4ºESO