Derechos de la infancia y adolescencia

Desde el año 2018, UNICEF declara a Castellón como Ciudad amiga de la infancia y la adolescencia. Del 13 al 20 de noviembre se realizan en nuestra ciudad diferentes actividades relacionadas con estos derechos. 

El día 20 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Infancia y la Adolescencia porque, cada día, se vulneran los derechos de millones de niños y niñas en todos los países del mundo y, por eso, tanto las instituciones, como la sociedad civil, deben responder a este reto y seguir trabajando para que la Convención se convierta en una realidad en beneficio de los niños y niñas del mundo.

Este es un compromiso que nos afecta a todos, a cada persona en nuestro día a día, incluidos los propios niños, niñas y adolescentes.

Ya han transcurrido más de veinte años desde que se aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño y todos los países del mundo (salvo Estados Unidos) la han ratificado, convirtiéndose en el instrumento de Derechos Humanos con más apoyo en la historia de la humanidad.

Derechos por principio:

  • La no discriminación
  • El interés superior del niño, niña o adolescente
  • El derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo
  • La participación

Todos los niños tienen los mismos derechos. Esto significa: todos los niños y todas las niñas, en todo caso, en todo momento y sin excepciones. No importa su color de piel, su religión, su procedencia o las ideas de sus padres. Ningún niño debe recibir un trato injusto bajo ningún concepto.

Estos son algunos de nuestros derechos:

Derecho a la educación:

El derecho a la educación es uno de los derechos básicos infantiles y juveniles. Este está recogido en el artículo 27.1 de la Constitución, y reconoce a todo el mundo  el derecho a la educación y la libertad de enseñanza. También dice que los poderes públicos deben proporcionar la educación básica de forma gratuita y obligatoria. Aunque el servicio público se extiende a otras etapas educativas a pesar de no ser obligatorias. Este artículo rige también la programación general de la enseñanza la cual debe de ser cumplida por todos los colegios e institutos, públicos o privados. 

Derecho a expresar su opinión y ser escuchados: 

 Los Estados Partes garantizarán al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio con el derecho de expresar su opinión libremente en todos los asuntos que le afectan, teniendo en cuenta las opiniones del niño y en función de la edad y madurez.  Tras un debate, mucha gente apoyó el tema y se aceptó como artículo 12 en 2009: tienen derecho a poder expresar su opinión, ser escuchados y participar en las diferentes áreas de la comunidad o sociedad.

Derecho al juego y al descanso:

La Estrategia Digital de Cultura y Primera Infancia propone el juego como uno de sus principios transversales puesto que atraviesa distintas dimensiones del universo infantil. Mediante el juego se construyen lazos afectivos, se adquieren habilidades para toda la vida.

El derecho al juego se define en el artículo 31 de la Convención sobre los derechos del Niño como, Los Estados Partes reconocen el derecho del niño y la niña al descanso y al esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes.

Derecho a la salud y a los servicios sanitarios:

Todos los niños y adolescentes tienen derecho a la protección, atención sanitaria y cuidados necesarios para su salud.

  • Tienen derecho a no tener hospitalizaciones innecesarias y recibir un tratamiento adecuado para el dolor.
  • No podrán ser objetos de ensayos o de pruebas clínicas sin consentimiento de sus padres/tutores.
  • Tienen derecho a que se les facilite la compañía de familiares, en aspectos sanitarios, con las mejores condiciones de intimidad concorde con los aspectos clínicos.
  • La Consellería de Sanitat debe asegurar información y herramientas necesarias y adecuadas para todas las orientaciones sexuales.
  • Derecho al acceso y al desarrollo de programas infanto-juveniles donde participan equipos cualificados y suficientes; también  a la creación y equipamiento de unidades especializadas con espacios adecuados a las necesidades de atención, tratamiento, rehabilitación e integración educativa y social de los menores con trastornos mentales.

Protección contra el maltrato y cualquier tipo de violencia:

El derecho de proteger a los niños contra cualquier tipo de violencia es muy importante para el estado ya que forma parte de un artículo de la constitución. La protección de las personas menores de edad es una obligación prioritaria de los poderes públicos, reconocida en el artículo 39 de la Constitución Española y en diversos tratados internacionales. Este derecho trata de poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños.

Protección de las minorías:

Según la ONU, los derechos de las minorías son los derechos creados para los integrantes de minorías de raza, étnicas, de clase, religión, lingüísticas o sexo, y también los derechos otorgados a grupos minoritarios. Su objetivo es que estas personas puedan hablar la lengua que quieran, mantener su cultura, no ser discriminados…Y poder llevar una vida normal como el resto de las personas. El 10 de diciembre es el día internacional de los derechos humanos y en él se promueve la protección a las minorías.

Derecho de los niños y niñas con discapacidad:

Derecho a la protección de la salud y a los servicios para el tratamiento de enfermedades. Derecho a acceder y utilizar los servicios sociales sin discriminación por motivos de discapacidad. Derecho a recibir asesoramiento, formación y apoyo técnico de cara al acceso al primer empleo. Derecho a recibir la ayuda técnica precisa con el fin de favorecer su desarrollo personal y social.

Derecho a un medio ambiente saludable:

Vivir en medio ambiente limpio, saludable y sostenible es «un derecho humano» y todos los gobiernos y instituciones internacionales deben trabajar para hacerlo realidad, según la declaración aprobada el viernes 8 de octubre por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En todo el mundo, nueve de cada 10 personas respiran aire sucio, lo cual daña su salud y acorta su vida. Cada año, alrededor de 7 millones de personas mueren a causa de enfermedades e infecciones relacionadas con la contaminación del aire, más de cinco veces el número de personas que mueren en accidentes de tráfico. Por eso es necesario este derecho, porque todo el mundo tiene derecho a poder respirar aire puro.

Derecho a participar en la vida cultural: 

Los derechos culturales son parte integrante de los derechos humanos y, al igual que los demás, son universales, indivisibles e interdependientes. Su promoción y respeto cabales son esenciales para mantener la dignidad humana y para la interacción social positiva de individuos y comunidades en un mundo caracterizado por la diversidad y la pluralidad cultural. El artículo 27 establece que toda persona tiene derecho a participar libremente en la vida cultural de la comunidad, a participar de los avances científicos y sus beneficios y a ser valorada por su trabajo. Este artículo se refiere con rotundidad a los derechos culturales como derechos humanos para todos

Derecho a tener nombre y nacionalidad

Comprende que todo niño debe ser registrado después de su nacimiento, los padres tienen la obligación de informar el nombre, apellido, nacionalidad, sexo y fecha de nacimiento. Su registro también permitirá al niño preservar sus orígenes, es decir, las relaciones de parentesco que lo unen a sus padres biológicos. Esto se obtiene al registrarse en el Registro Civil. Si un niño no tiene un documento identificativo corre el riesgo de quedar en situación de exclusión social y del acceso a los servicios, como la educación, la atención sanitaria o la seguridad social.

Derecho al acceso a una información adecuada

El derecho a la educación es un derecho fundamental de todos los seres humanos que les permite adquirir conocimientos y alcanzar así una vida social plena. El derecho a la educación es vital para el desarrollo económico, social y cultural de todas las sociedades. Sin embargo continúa siendo inaccesible para miles de niños del mundo. 

Protección frente a la explotación sexual: 

La explotación sexual se refiere a todo abuso cometido en una situación de vulnerabilidad, de relación de fuerza desigual o de confianza, con propósitos sexuales, a los efectos, aunque sin estar exclusivamente limitado a ellos, de aprovecharse material, social o políticamente de la explotación sexual de otra persona. 

#DíaMundialdelosDerechosdelaInfanciayAdolescencia
#Delapalabradecuarto  #Magdalenablog