24 enero, Día Internacional de la Educación- UNESCO

El aprendizaje para los pueblos, el planeta, la prosperidad y la paz es el lema de este año 2020

El 24 de enero se celebra el Día Internacional de la Educación. Tiene como objetivo reconocer la importancia de la educación en la sociedad, impulsado por la UNESCO, que alienta a los países a reforzar su compromiso.

La educación es una fuerza muy importante en todos los aspectos de un país y, gracias a esta, podemos mitigar todos los aspectos negativos  como por ejemplo la pobreza. Sin la educación un país no podría progresar. Cada vez son más los niños y jóvenes más pobres de los países con  bajos ingresos y tienen menos probabilidades de terminar la escuela primaria que los más ricos, y, en muchos casos, no llegan a empezarla . En la mayoría de los casos no van al colegio porque se dedican al trabajo agrícola o porque están sometidos a tareas del hogar .Los niños en áreas rurales tiene más del doble de probabilidades de no asistir a la escuela que los niños que viven en áreas urbanas en países de bajos ingresos . Solo un dos por ciento de las niñas más pobres en países de pocos recursos económicos completan la secundaria superior . Estas cifras resaltan la necesidad de medidas urgentes para reducir las desigualdad , que deberían ocupar un lugar prioritario en los programas de los países y los asociados para el desarrollo.

La forma en la que se implanta el objetivo de educación global determinará el éxito o el fracaso de todo el esfuerzo para acabar con la pobreza, generar un crecimiento inclusivo, fortalecer la paz y el planeta. Todo depende de nosotros y por ello es que está en nuestras manos cambiarlo . 

La educación ayuda a erradicar la pobreza y el hambre, contribuye a mejorar la salud, promueve la igualdad de género y puede reducir la desigualdad. El lema de este año 2020 significa que la educación tiene que estar enfocada a la realización colectiva, empezando por los pueblos y actuando sobre todo el planeta para lograr la prosperidad y la paz mundial.
A pesar de que todos parecen estar de acuerdo en este tema, aún hay muchas carencias y los datos hacen pensar que queda mucho trabajo por hacer para conseguir el acceso a una educación de calidad. Solo a través de la educación podemos cambiar el mundo, un mundo mejor para toda la humanidad.

Queremos, en este día, mencionar el papel tan importante que tuvo una mujer castellonense: Isabel Ferrer

Isabel Ferrer Giner fue una mujer que luchó por la igualdad en la educación entre hombres y mujeres. Dejó lo que podríamos denominar, uno de los mayores legados dentro del campo de la educación, siendo la fundadora de la primera escuela pública para mujeres en Castellón: la Casa de la Enseñanza.
Isabel nació en Castellón en 1736, en el seno de una familia adinerada con un padre abogado. En este punto se podría llegar a pensar que ella sería una señorita que viviría una vida acomodada y tranquila. Pero ¡no fue así! Ella luchó por lo que creía correcto y justo, y nunca se rindió hasta conseguir el acceso de las niñas a la educación. Fundó la Casa de la Enseñanza de Castellón, la primera escuela de enseñanza gratuita para niñas de familias sin recursos económicos. El colegio de niñas, situado en la calle de la Enseñanza de Castellón, abrió sus puerta el 1 de octubre de 1778. Era su propia casa familiar y por allí pasaron 220 niñas tuteladas por tres maestras de Valencia, con todos los gastos a su cargo. Era tal su generosidad que en su testamento dejó su dinero para que se pudiera continuar esta gran labor.

La casa la heredó la Iglesia y la ciudad de Castellón. Con el tiempo, pasó al Obispado que, en el año 1982, la vendió al Colegio de Arquitectos. Se efectuaron reformas, pero siempre respetando la fachada, que es monumento protegido para que siempre perdure en el recuerdo

Alumnos/as de 4ºESO

#Díainternacionaldelaeducación